¿Cuál es el Testimonio de Jesús?

Ap. 12:17: “Entonces el dragón se airó contra la mujer; y fue a combatir al resto de sus hijos, los que guardan los Mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesús.”  Esta profecía nos muestra claramente que la iglesia remanente reconocerá a Dios en su ley y tendrá el don de profecía.  Obediencia a la ley de Dios y al don de profecía siempre ha distinguido a la gente verdadera de Dios y generalmente la prueba es por manifestaciones actuales.

--  Elena G. de White, Mensajes de Loma Linda, pág. 33

 

Definición adventista del “Testimonio de Jesús”

 

            El Testimonio de Jesús à  El Espíritu de Profecía à Elena G. de White

 

Según adventistas, la verdadera iglesia remanente tendrá un profeta.  Esta discusión fue introducida desde el año 1855 y por muchos años la Iglesia Adventista del Séptimo Día se jactó que el don profético debe ser activo en la iglesia – es decir que debe ser profeta viviente en la iglesia remanente.   Dése cuenta de la cotización arriba que Elena G. de White dijo, “generalmente la prueba es por manifestaciones actuales.”  Después de la muerte de la Sra. White en 1915, la iglesia adventista tenía un dilema porque no tenía un profeta viviente.  Entonces, la iglesia redefinió sus previas enseñanzas y dijo que Elena G. de White “viva” a través de sus escrituras.

 

  ¿Quién es el Espíritu de Profecía?

 

En 1 Corintios 12:7-11 la Biblia dice que el Espíritu Santo es la fuente de dones espirituales.  Uno de esos dones es el don de profecía (1 Co. 12:10).  Por lo tanto, la frase “Espíritu de Profecía” parecerá aplicar a Él que da los dones – el Espíritu Santo – y no al ser humano que reciba el don.  El Espíritu de Dios se llama por muchos nombres en la Biblia.  Por todos los casos, sería blasfemia para atribuir estos nombres a alguien humano.

 

Tomado por la Nueva Reina-Valera 2000:

 

La evidencia bíblica no indica que el “Espíritu de Profecía” refiera a un ser humano o a las escrituras de un ser humano, sino del Espíritu Santo.

 

Definición bíblica del “Testimonio de Jesús”

 

La palabra, “testimonio” (griego marturia) viene de una raíz cuya en sus varias formas en griego significa “testificando”, “testimonio”, “testigo”, y “mártir”.

 

“de Jesús” se puede comprender por dos maneras:

 

Note como el apóstol Juan entendió el significado de la palabra “testimonio” (marturia):

 

Este es el discípulo que da testimonio de estas cosas, y las escribió.  Y sabemos que su testimonio [marturia] es verdadero.  – Juan 21:24

 

Juan nos está diciendo que su evangelio es un testimonio sobre Jesús.  Por tanto, el evangelio de Juan es el “testimonio de Jesús.”

 

Dése cuenta como Juan usa marturia para describir el testimonio del creyente acerca de Jesús:

 

... Este es el testimonio [marturia] de Dios acerca de su Hijo: El que cree en el Hijo de Dios, tiene el testimonio [marturia] en sí mismo.  El que no cree a Dios, lo hace parecer mentiroso, porque no cree en el testimonio [marturia] de Dios acerca de su Hijo.  Este es el testimonio [marturia]: Que Dios nos ha dado vida eterna, y esta vida está en su Hijo. – 1 Juan 5:9-11

 

En estos versículos importantes encontramos que todos que creen en Jesús tiene la marturia, el testigo o testimonio de Jesús, en sí mismos.

 

¿Cómo está usado el “testimonio de Jesús” en Apocalipsis?

 

El [Juan] testifica de todo lo que vio; a saber, de la Palabra de Dios y del Testimonio de Jesucristo. – Apocalipsis 1:2

 

En este versículo Juan dice que él testificó de tres cosas:

  1. la Palabra de Dios
  2. el Testimonio de Jesucristo
  3. todo lo que vio (por visiones)

 

Juan sigue en versículo 9:

 

Yo, Juan, vuestro hermano y compañero en la tribulación, en el reino y en la paciencia de Jesús, estaba en la isla de Patmos, por causa de la Palabra de Dios y del testimonio [marturia] de Jesús.

 

Dése cuenta por las dos razones que nos dio Juan por ser encarcelado en la isla de Patmos:

  1. la Palabra de Dios
  2. el Testimonio de Jesús

 

Es claro que fue el testimonio de Juan sobre Jesús que resultó en su encarcelación.

 

Vea Apocalipsis 6:9:

 

Cuando él abrió el quinto sello, vi debajo del altar las almas de los que habían sido muertos por la Palabra de Dios y por el testimonio que habían dado.

 

Note que los mártires fueron asesinados por dos razones:

  1. la Palabra de Dios
  2. su testimonio [marturia], se supone de Jesús

 

Del contexto del capítulo 12, el testimonio de Jesús refiere claramente al testimonio de aquellos que “no amaron su propia vida ni aun ante la muerte”:

 

Ellos lo han vencido por la sangre del Cordero y por la palabra del testimonio [marturia] de ellos, y no amaron su propia vida ni aun ante la muerte…  Entonces el dragón se airó contra la mujer, y fue a combatir al resto de sus hijos, los que guardan los Mandamientos de Dios y tienen el testimonio [marturia] de Jesús. – Apocalipsis 12:11,17

 

… Yo soy siervo como tú y como tus hermanos que se atienen al testimonio [marturia] de Jesús.  ¡Adora a Dios!  Porque el testimonio [marturia] de Jesús es el espíritu de profecía. – Apocalipsis 19:10

 

Aquí encontramos que los “hermanos” de Juan también tenían la marturia, o testimonio de Jesús.  Acá la marturia se describe como el don de profecía, cual es dado para testificar sobre Jesucristo.  Siguen traducciones diferentes de la última parte de Apocalipsis 19:10:

 

El testimonio de Jesús es el espíritu que inspira la profecía. (Nueva Versión Internacional)

 

El mensaje que Jesús enseñó es lo que anima a la gente a seguir anunciándolo. (Biblia en Lenguaje Sencillo)

 

El espíritu que anima a la profecía es dar testimonio de Jesús. (Castellano CST-IBS)

 

La última referencia a marturia se encuentra en Apocalipsis 20:4:

 

… Y vi las almas de los decapitados por el testimonio [marturia] de Jesús y por la Palabra de Dios, que no habían adorado a la bestia ni su imagen, y no habían recibido la marca en su frente ni en su mano.  Estos volvieron a vivir, y reinaron con Cristo mil años.

 

Este versículo paralela Ap. 6:9.  Otra vez, las dos razones por martirio son:

  1. la Palabra de Dios
  2. el Testimonio [marturia] de Jesús

 

Conclusión

 

La evidencia bíblica es que el “testimonio de Jesús” es el testigo y testimonio personal de creyentes acerca de Jesucristo.  En el lugar de ser las escrituras de Elena G. de White, el testimonio de Jesús se encuentra por el Nuevo Testamento, cuyo escritores testificaron sobre Jesucristo.  Además,  Juan nos dice que el testimonio de Jesús se encuentra adentro los corazones de todos que aceptarán y creerán en Jesús como el Hijo de Dios.

 

El que cree en el Hijo de Dios, tiene el testimonio en sí mismo.

– 1 Juan 5:10


HOME
© 2005 Liberty Chapel